BORKO

¿Cómo suena un puñetazo en la tripa? ¿En un atradecer, en algún lugar de Islandia, en un pequeño pueblo, frente a una iglesia? Björn Kristiansson ha escrito una canción sobre ello. Bueno no, más bien después de ello. Justo después de haber recibido un puñetazo en el estómago en algún sitio perdido de Islandia, se llama “Spoonstabber”, una canción al estilo tetris que se construye a base de samplers, beats, guitarras, trompetas y una melodía que se quedará contigo para la eternidad.
Para Borko, que es como se hace llamar el artista Björn Kristiansson, este puñetazo ha tenido que ser una experiencia única.
Borko compone música para teatro y cine y es profesor de música en una escuela primaria de Reykjavik, ha juntado todos los temas en un álbum editado en Europa por el sello Morr Music.
Melancolía y cajas de ritmos. La pasión por la repetición y el entusiasmo a flor de piel. Armado de un portátil y una mesa de mezclas y muchas experiencias sobre un escenario. Una infancia escuchando rock progresivo pero con el oído de Jim O’Rourke y una cálidez electrónica envidiable.
“Estoy muy influenciado por muchos músicos islandeses, también por los niños con los que trabajo en la escuela, por la buena gente, por la mala gente. Me dejo inspirar por la música que escucho de vez en cuando, por la felicidad, pero también por la tristeza. Me inspira la nieve y el sol y after parties loquísimas. Me gusta la buena comida y el alcohol. Y las bolas de espejos. Y los ruidos.“

Más información: www.myspace.com/borkoborko

A %d blogueros les gusta esto: